AtomAge, donde todo comenzó – I

En esta entrega traemos algo que me doy cuenta que debimos publicar hace tiempo.
Con esto nos referimos a una pequeña reseña-homenaje  sobre la revista para fetichistas del latex y el cuero que practicamente dió inicio a muchos elementos de nuestro fetiche, que fue la mítica AtomAge.

En sucesivos post dejaremos fotos de la revista que ma parece interesante mostrar ya que al verlas uno debe retrotraerse a la epoca en cuestión, con lo cual el caracter revolucionario e innovador del concepto es
impresionante, lo mismo que la moda del momento que hoy en ciertos casos nos puede parecer extraña.
Pero tambien rescato el empleo de prendas que hoy son mas o menos usuales en el fetiche y que fueron inventadas por aquel entonces.

Incluso, las notas de los lectores y las discusiones que tenian en la revista son tan actuales como entonces.

Historia de Atomage

John Sutcliffe fue un hombre modesto y tímido. Graduado de ingeniero aeronáutico en Chelsea, llego a ser inspector en jefe de turbinas de empuje en los inicios de la British Airways. Entre muchas de sus particularidades amaba las motocicletas y también sentía una atracción muy especial por el cuero, sentimiento que intentó suprimir de su vida inútilmente. Con el tiempo esto termino por acarrearle el fin de su matrimonio de 19 años y la perdida de su trabajo.

Luego de varios intentos fallidos de recuperar su vida y su carrera profesional, buscó ocupaciones alternativas para ganarse la vida, incluyendo ser taxista y fotógrafo de bodas. Una tarde en que había salido a pasear en motocicleta con una amiga, se desató una tormenta y al volver se encontró con que él, vestido de cuero,  estaba más o menos seco, pero su amiga, que usaba ropa común, estaba empapada. John pensó que sería una buena idea que se hiciera ropa de cuero ajustada para mujeres. Fue así que el siempre imaginativo John decidió confeccionarle él mismo un traje.
Cuando el resto de sus amigos vieron la creación de John, todos quisieron uno igual para sus mujeres.

Fue así que en 1957 John Sutcliffe aprendió confección en forma autodidacta, compró  una maquina de coser de segunda mano y la adaptó para poder coser vinilo y cuero. Entonces lanzó Atomage, la marca de lo que el definió como Ropa de cuero impermeable para mujeres motociclistas. Su taller era una habitación en desuso de su casa.
Luego de 10 años mudó su negocio al 10a Dryden Street en Londres. Para entonces había experimentado con nuevos materiales, como el PVC y el látex. Había Inventado  un nuevo método para unir el látex pegando las costuras e incluso el adhesivo para hacerlo. De allí pasó a confeccionar su primer prenda de látex.

La calidad, el corte y el ajuste de las prendas de Atomage eran muy superiores a las de cualquier otro fabricante del momento. Los diseños de John pronto se hicieron famosos y recibió pedidos para hacer trajes de cuero y vinilo para series de televisión y películas de cine. Algunas muy conocidas como en la serie Los Vengadores, donde si bien el diseño no era suyo, si lo era la confección. La compañía Granville Chemical lo contrató para hacer un traje de cuero llamativo para una promotora de su stand del Motor Show de ese año. El resultado fue impactante y salió publicado en los periódicos.

Si bien las prendas de Atomage estaban pensadas para uso exterior, John notó que al menos la cuarta parte de las prendas que vendía eran usadas en la privacidad del hogar, vestidas solo por el placer.
Con el apoyo de Helen Henley, una clienta regular de Atomage,  decidió en 1972 lanzar una revista, no solo a modo de catalogo para promocionar sus productos, sino además atraer al publico femenino en forma mas abierta a lo que por entonces era considerada una oscura perversión y no un modo de vida.
Helen Henley tenía una columna  editorial en la revista e inventaron un sistema de contacto por correspondencia para lectores que permitía que estos se contactaran ente ellos. La revista alentaba activamente a que los lectores enviaran sus propias fotos e historias para compartirlas. Atomage se volvió muy popular entre los fetichistas británicos. Solo estaba disponible por suscripción de correo.

Al principio la revista solo incluía prendas de cuero pero luego se agregaron prendas de látex hasta hacerse un elemento esencial de la publicación. Mas adelante se agregaron escenas de bondage, lo que trajo aparejada la queja de muchos lectores que no gustaban del BDSM, fue así que finalmente en 1976 Sutcliffe decidió dividirlas, lanzando un suplemento de Bondage que podía solicitarse aparte de la Revista Atomage, que volvió a su tema tradicional, las prendas fetichistas. La revista era una verdadera publicación hecha por y para entusiastas. Por esa epoca también se dedico a la producción de cortos. EL mas conocido de ellos es “Ander Three Layers”.

En 1980 luego de 32 ediciones en formato A5 y 20 suplementos Bondage,  John decidió reestructurar el negocio y cambiar el formato de la revista al A4, pero mas importante, separo los temas abriendo varias publicaciones, es decir, creo Atomage International, esta revista se centró en el fetiche por el cuero, por otro lado creó Atomage Rubberists para el fetiche por el látex y por ultimo Atomage Bondage para los contenidos BDSM.

La intención de Sutcliffe era la de lograr una distribución internacional de las revistas. Desafortunadamente en 1983 un lector obtuvo una copia del libro-historieta BDSM “La historia de Gerda” que Sutcliffe también producía y la entrego a la policía, la que allano la editorial incautando todas las publicaciones que Sutcliffe tenia y los negativos de imprenta.

John fue librado del proceso judicial tras acordar la entrega total de las copias disponibles para su destrucción y de los negativos de impresión. Todo el proceso judicial termino por complicar las finanzas del negocio, sin embargo el raid policial no logro hacer que Sutcliffe dejara de publicar del todo y continuaron saliendo ediciones de las tres revistas por un par de años mas.
Tristemente John murió en su oficina en septiembre de 1987 mientras trabajaba en un nuevo proyecto que quedo trunco. Tiempo después, los derechos sobre la revista Rubberists fueron comprados por G&M Fashions, quienes continuaron la revista.

Hoy en día las revistas Atomage son objetos de colección, dada su escasa tirada y la destrucción de los stocks en el 83, los ejemplares ya no se consiguen por lo que son altamente buscados por coleccionistas.
Pero mas allá de eso, su intención siempre fue la de traer a la luz el concepto de que la gente común tiene fetiches.

Hoy es considerado uno de los santos patronos de los fetichistas del látex a nivel mundial.

AtomAge 1972 – 1983

Un merecido homenaje.
Espero les guste

Saludos
Club del Latex.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

7 comentarios to “AtomAge, donde todo comenzó – I”

  1. Dulce de Leche © Says:

    Muy completo y edificante el artículo. Definitívamente, me encanta su manera de hacer periodismo.

    No tenía idea de nada de este asunto. La verdad es que esta historia es toda una fuente de inspiración. Si bien el contexto no es el mismo, resulta alentador para animar a posibles entusiastas. A mi me moviliza pero en otro tipo de proyectos, jeje.

    Excelente trabajo! y aunque suene arrogante, saludo en nombre de todos los anónimos que consideran implícito agradecer mudamente con su sola lectura del sitio. Salud!

    • Gerez Says:

      Muchas gracias por comentar.
      En realidad no hago periodismo pero tampoco sé que nombre darle.

      Saludos
      Gerez- Club del Latex.

  2. Tweets that mention AtomAge, donde todo comenzó – I « Club del Latex Argentina -- Topsy.com Says:

    […] This post was mentioned on Twitter by Hugo Gonzàlez, Doverx. Doverx said: AtomAge, donde todo comenzó – I « Club del Latex Argentina: http://bit.ly/dWqRRV via @addthis […]

  3. Sickbastard Says:

    Interesante… no la conocia.

    Ahora bien, actualmente estoy buscando la Bizarre Magazine acá en argentina y está dificil… alguno de casualidad tiene idea si se consigue?

  4. Doverx Says:

    Hola:
    Quería a la buena gente a la que representas, Argentinos que siempre han estado al pie del cañón a las duras y las maduras, mandaros un saludo caluroso, al igual que los que conformáis este blog de fetichismo, estos días de fiestas navideñas, que paséis un buen fin de año y agradeceros poder disfrutar de cuanto ilustráis en este blog centrado en la subcultura látex, desde España, concretamente desde barakaldo (Vizcaya) un saludo cordial y que vuestros sueños se hagan realidad.
    Atentamente:
    Doverx

    • Gerez Says:

      Querido Doverx:
      No puedo dejar pasar la oportunidad de retribuirte el afectuoso saludo y los deseos que nos enviás para estas fiestas navideñas. Te agradezco muchísimo tus palabras y realmente nos llena de satisfacción el saber que esto que hacemos aqui te resulta interesante. Te deseamos a vos y los tuyos allá en Barakaldo los mejores augurios.

      Abrazo grandite.
      Gerez – Club del Latex.

  5. “Super Linda” y la moda fetiche de cuero y latex | Arde Magazine Says:

    […] lo entendía el modisto de alta costura de cuero y látex John Sutcliffeal, editor de la icónica Atomage  ( revista dedicada a la moda estilo fetiche se inició en 1972 que rápidamente fue censurada por […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: