Historias en apuros

En este post hablaremos de las situaciones que puede que mas de uno haya pasado en la práctica fetichista. Me refiero a cosas que nos pasaron cuando intentamos el stealth wear o usar ropa de latex debajo de la normal.
Empezaré yo contando situaciones reales y tal vez algun lector se anime a contar las suyas.

Las medias se caen

Hacía poco que había comprado un par de medias largas de latex para que usara mi esposa, pero siendo de las pocas prendas de latex que teníamos tenía muchas ganas de probar cómo se sentía.
Fue así que un sabado por la mañana ella salió y aproveché para ponérmelas con ayuda del talco. La sensación era fantástica asi que decidí dejármelas puestas y vestirme para salir a hacer unas compras que necesitaba.
La adrenalina corría intensa al salir a la puerta de casa. Al llevar pantalón largo, solo yo sabía lo que había debajo, pero aún así, uno tiene la falsa sensación de que alguien va a darse cuenta. Esto es porque el latex tiene esa característica que hace que nunca dejes de notarlo. Siempre lo sentís pegado al cuerpo y por ende te marca su presencia.
Todo transcurrió maravillosamente bien hasta que había caminado por la avenida unas 5 cuadras. Allí, en plena calle comercial, las medias empezaron a deslizarse hacia abajo, lenta pero inexorablemente, con cada paso que daba.
Primero parecieron quedarse sujetas cuando llegaron a la rodilla, pero no, para mi horror siguieron cayendo. El pánico surgió cuando empezaron a aflorar por la botamanga del pantalón en forma notable. Llegó el punto donde ya casi cubrían mi zapato.
Fue así que empecé a caminar en forma cada vez mas lenta casi rengueando aunque sabía que así terminaría llamando la atención de la gente.
No podía agacharme a subirmelas porque al hacerlo dejaría en evidencia que tenía algo raro debajo.
La adrenalina corría fuerte y tomé entonces la decisión de regresar a casa por una calle lateral donde nadie me viera.
Lo mas llamativo que aprendí fue que en realidad la gente no presta atención a lo que ocurre a su alrededor a menos que sea muy distinto de lo que espera de ese contexto. En mi caso caminé casi chapoteando las medias entre una multitud de personas que no registraron mi existencia.
Al llegar unas cuadras para adentro del barrio, me las subí como pude como para llegar hasta mi casa mas o menos rapido. Al entrar cerré la puerta y comencé a reirme sin pausa pensando en los apuros innecesarios en que me había metido sin sentido.
Fue después de este episodio y de recordar el comentario contínuo de mi mujer sobre el deslizamiento de las medias en que me puse a pensar en cómo evitarlo y lo encontré. El sencillo procedimiento lo describiré completo en breve en un post dedicado a consejos para vestir prendas de latex.

Como moraleja, de la investigación de campo surgen inesperadas soluciones.

Saludos.
Club del Latex.

Etiquetas: , , , , , , , ,

2 comentarios to “Historias en apuros”

  1. Her27sur Says:

    Es tal cual lo decis en la anecdota!

    esperando la proxima para saber como hacer para que no se caigan las medias y los guantes, porque a mi y ami esposa nos pasa lo mismo, se caen, y produce una sensacion de muy apretado cuando esto pasa….me ha pasado a mi tambien, que cuando se enrolla la media te va apretando cada vez mas y mas.

    Saludos!

    pd: yo podria contar que hemos usado los 2 la ropa, para ir variando ya que es unisex, como la mayoria, a ella no le gusta tanto, pero cuando la veo vestida asi es como tomar 2 viagras juntos! ja!…es espectacular…

    la unica contra se podria decir es que no nos gusta mucho el olor del latex, hay algo como para sacarlo de la prenda, aunque sea en ese instante ?

    • latexclub Says:

      Muchas gracias por postear!.
      No teman que ya publicaré el instructivo.
      Totalmente de acuerdo, el efecto potenciador es completamente cierto, la diferencia es notable!. Es ahí donde te das cuenta cuánto uno tiene de fetichista.

      El tema del aroma del latex merece un post entero ya que hay público al que le encanta y otro que lo rechaza de plano. Pero te adelanto que no es facil quitárselo.

      Aprovecho para invitarlos a todos los que se animen a hacerme llegar sus anécdotas, que estoy seguro tienen muchas, así las publicamos.

      Muchisimas gracias!.
      Saludos
      Club del Latex.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: