Sabores y Planteos

En este mundo donde todo se clasifica y se pone en cajones, no faltan las definiciones y estereotipaciones de cada inclinación.
En este sentido, encontramos a la gente cuya sexualidad se define como convencional (falazmente), y desde alli parten un infinito de tonos hasta llegar al otro lado.
En este resumen tosco, solo daré un pantallazo pobre sobre el tema y cualquier connoisseur del BDSM tal vez se agarre los pelos al leer la liviandad con que lo tratamos.

Vainillas:    No se bien el origen del término, pero a quienes profesan una sexualidad definámosla como “convencional” o “de mayorías”, les llaman así. Un poco me imagino con afán peyorativo, intentando mostrar que a la hora de expresarse sexualmente  son simplones o aburridos como el helado de vainilla.
A mi personalmente no me gusta ese separatismo burlón, ni tampoco creo que nadie sea 100% algo, sino muchas cosas. Y al fin y al cabo no hay por qué valorar en menos los gustos de los demás si es que nosotros como fetichistas pretendemos ser valorados en forma positiva.

Sádicos:    Los sádicos son la mitad necesaria de los masoquistas, no existirían unos sin los otros. Es cierto que la palabra en sí misma es demasiado fuerte y tiene tantas connotaciones negativas que es dificil no pensar en alguien malvado,  oscuro y criminal. Entiéndase el término en el sentido de una persona que siente gusto y atracción por el dominio y el sometimiento fisico o mental sobre otra. Pero Siempre hablando primero DENTRO el marco de la LEY y a su vez  dentro del marco de las “leyes” del BDSM, es decir, con el consentimiento mutuo y el juramento “no dañarás” en el sentido amplio.

Masoquistas:    La otra mitad, la que desea el castigo, el control y el sometimiento. A pesar de parecer un imposible, existe mucha gente que le atrae en mayor o menor medida. Según dicta el BDSM, es quien tiene el real poder en las relaciones S-M, ya que es quien define hasta donde deja actuar al sádico al que se somete.

Fetichistas:     El fetichista siente atracción hacia un objeto, un material o una parte del cuerpo, propio o ajeno que le resulta igual o mas excitante que lo convencional. Hago hincapié en el concepto de “partes del cuerpo”, ya que  según el psicoanálisis, el fetiche jamás puede ser la totalidad del cuerpo, sino solo una parte. Incluso salirse del cuerpo e ir hacia un material ajeno, como en nuestro caso, el latex. 

Dada una definición que divide, siempre existirá una persona que quede entre medio. Todos tenemos dentro componentes de todos. La unica diferencia es el predominio de un caracter sobre otro.
Aunque sea dificil, tratemos de aceptar y no de entender a los demas en su esencia. Aunque no comprendamos el atractivo de aquello que no nos gusta, aceptemos a quien si. No es necesario compartir, pero si dejar el espacio para la expresión de prácticas que nos son ajenas.

Saludos
Club del Latex

Etiquetas: , , , , , , ,

Una respuesta to “Sabores y Planteos”

  1. gtvo Says:

    Que buena esta pagina..de casualidad di con ella…muy bueno todo lo que lei y vi hasta ahora…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: